Refugio Pullao

El hotel está situado frente al mar interior de la Isla Grande de Chiloé. El encanto único de esta isla se lo debe a su especial belleza e historia, a sus antiguos bosques, playas de naturaleza virgen, a sus pintorescos pueblos de pescadores y a su gente que preserva viva la cultura y las tradiciones de antaño.

El diseño y arquitectura del hotel se despliega en armonía con el impresionante paisaje y biodinamismo del lugar; los techos vivos y pasarelas entre helechos se mimetizan con el entorno, dándonos la oportunidad de mezclarnos con el espacio y ser testigos privilegiados del amanecer en la isla, del movimiento de las aves migratorias, lobos marinos, flamencos y delfines.

Todo está dispuesto para el descanso y la conexión con la naturaleza, privilegiando un servicio personalizado a nuestros huéspedes para una experiencia excepcional.